miércoles, 15 de junio de 2011

BOYACENSES Y CUNDINAMARQUESES EN LA COLONIZACION

La colonización de los antioqueños a los territorios de los actuales departamentos de Caldas, Quindío y Risaralda tiene gran importancia debido a todos los legados tanto culturales como económicos, pero los colonos boyacenses y cundinamarqueses también tienen gran importancia en la creación no solo del departamento de Caldas, sino también en la creación de nuestra cultura. Estos colonos empezaron a llegar en gran cantidad debido a la necesidad de trabajos en el naciente departamento y a la crisis de las artesanías en el oriente del país y del tabaco en Ambalena. Estos personajes llegaban a nuestras tierras en condición de arrendatarios o empleados en las fincas, pero luego se empezaron a esparcir en forma de nuevos colonos.
Los boyacenses huían en particular de los conflictos sociales que su departamento vivía en aquel entonces, lo que los convirtió en nómadas que buscaban nuevas oportunidades en otras zonas del país, especialmente las zonas frías cercanas a los páramos de Caldas y Tolima. Isaías Tobasura expresa en el texto “Boyacenses y  Cundinamarqueses en Caldas: Del quietismo a la construcción social” que  “el hecho de que los boyacenses buscaran el refugio y fortuna lejos de sus tierras natales pone en tela de juicio, o por lo menos relativiza la tesis del quietismo social, la pasividad y el apego a la tierra con la que siempre se les ha asociado”.  Otro rasgo característico del cual nos habla el autor es que una vez los boyacenses dejan sus tierras lo hacen para no volver, contrario a lo que hacen las personas de otros lugares del país. Y afirma que “Mientras para los antioqueños Antioquía es su destino; el destino de los boyacenses es conseguir un destino en otra parte”.
Es justamente tratar de encontrar la verdadera importancia de estos colonos en la creación de la identidad de nuestro departamento lo que han tratado de vislumbrar ciertos autores al respecto ya que esta historia no es bien conocida hasta el momento, los únicos relatos bien documentados son los hechos de  manera oral por los colonos procedentes de estas tierras lo cual no desmerita su importancia en nuestra cultura. Entre las razones encontradas para la migración, adaptación y posterior legado cultural de estas personas a nuestras tierras están:
1 – Al igual que con la colonización antioqueña, los colonos boyacenses llegaron a nuestras tierras en busca de nuevas oportunidades tanto laborales como de posesión de tierras. El crecimiento de la población, el desempleo y el empobrecimiento obligaron a los boyacenses a abandonar sus tierras y buscar suerte en estas nuevas tierras, dejaron las tierras menos favorecidas atrás para buscar un mejor futuro.
2 – Esta migración se debió a la violencia social y política de la época en el departamento de Boyacá en los años 1930, pero también a la violencia intrafamiliar que se daba muy comúnmente entre las familias de esta zona, y una vez que alguna persona abandonaba su tierra por cualquiera de estos motivos se convertía en un atractivo para llevarse algunos de sus seres queridos también.
3 – Los colonos boyacenses aplicaron la roza y la quema en las zonas de los paramos para poder transformar su geografía, rastros que aun podemos ver hoy en día en los caminos que llevan a estos lugares y en las edificaciones que allí encontramos.
4 – La hospitalidad de los pobladores antioqueños ayudó a que los nuevos colonos boyacenses y cundinamarqueses se adaptaran más fácilmente al nuevo territorio.
5 – Luego de la adaptación social de los boyacenses y cundinamarqueses, éstos produjeron cambios en la economía, el paisaje, la producción agrícola y las formas de organización y participación política. La papa es un buen ejemplo de ello.
6 – A deferencia de los antioqueños, los boyacenses eran introvertidos, sumisos, leales, honestos y honrados lo que sumados a un trabajo estable ayudaron a muchos de ellos a tener grandes fortunas debido a su infatigable labor.
7 – La culinaria paisa es más fácil y menos laboriosa que la boyacense ya que la paisa se basa en la cultura maicera y fríjolera de fácil preparación, mientras que la boyacense se basa en la cultura triguera y papera de mayor laboriosidad, aunque la culinaria boyacense aun se encuentra en la cultura de los departamentos del antiguo gran Caldas.
8 – Uno de los grandes legados de los colonos boyacenses a la cultura del departamento de Caldas, y no solo de éste sino de casi todo el territorio nacional es el tejo o turmequé. El cual es uno de los deportes propios de nuestro país, dando así una identidad única al país. Isaías Tobasura expresa en el texto “Boyacenses y  Cundinamarqueses en Caldas: Del quietismo a la construcción social” asegura que “en Colombia, en donde los campesinos no tienen tierra ni dinero para cultivar, es impensable que puedan tener un campo de fútbol, un campo de golf, un diamante de beisbol, o una pista de autos. En cambio, en un espacio que no le roba sino unos metros a su minifundio y sin incurrir en grandes costos, ellos pueden improvisar  un campo de tejo, donde disfrutan en familia, con sus amigos, de un rato de esparcimiento sano”.
Como hemos podido ver, el legado tanto de la cultura antioqueña como de la boyacense y cundinamarquesa a nuestra identidad como departamento fue inmensa. La combinación de tantas visiones de la vida, de costumbres y culturas hicieron de nuestro departamento un departamento hecho de un mosaico de mestizaje que una vez creado solo necesitaba independizarse de Antioquía, esta idea fue llevada a cabo por un grupo de pensadores pero entre los más importantes están Rafael Uribe Uribe y Rafael Reyes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada